lunes, 28 de marzo de 2011

De cuantas formas se puede vivir el amor?

Hace algún tiempo, no mucho tiempo atrás, había leído en algún lugar, no recordaba exactamente en donde, una frase que declaraba que cada pareja, compuesta por dos seres únicos, no tiene remedio alguno más que ser única, tan única como su historia.
Se encontraba caminando por aquellas calles cuya oscuridad le recordaba la relación que hasta entonces había llevado con aquella mujer mientras pensaba en esa frase, en las canciones que habían sido la banda sonora de aquella historia y en los versos que aparecían regados en libros, películas y letras de canciones, y que parecían haber sido escritos por él, para describir aquello que sentía por culpa de aquella mujer. Al voltear la esquina encontró sobre la pared un graffiti que le hizo pensar en la música que rodeaba la cultura urbana.
Se dio cuenta que aunque había caminado por esta calle tan oscura, y que a la vez resultaba tan urbana y popular, en cuyas paredes se encontraba plasmada la subcultura de muchas personas, había estado pensando todo el tiempo en versos de poesías de Benedetti, Neruda y Girondo y que mientras lo hacía canturreaba canciones de Serrat y de Cepeda. Al ver el graffiti sobre aquella pared recordó los videos de reggaetón que había visto y se preguntó si el amor se vive de la misma manera cuando su banda sonora es un bolero y sus versos con poesía o cuando se vive bajo los efectos eróticos del reggaetón, bajo el lamento constante del vallenato o bajo el despecho eterno que representan las rancheras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario